Dormir para jugar mejor

Dormir es una de las rutinas más importantes y necesarias en todos los seres humanos, siendo para el caso de los niños fundamental para su desarrollo, es por esto que consideramos el lema de Dormir para Jugar Mejor. Los niños tienen una mayor cantidad de energía que los adultos, por lo que las horas de siesta y descanso son importantes para que comiencen el día felices y con buena disposición.

Dormir para jugar mejor

La falta de sueño afecta nuestras emociones, la capacidad de concentración, el desarrollo de nuestras tareas y nuestro rendimiento en distintas disciplinas como por ejemplo:

  • Deportes
  • Enfermedades
  • Afecciones físicas

Recomendaciones de Dormir para Jugar Mejor

  • Haz que los niños tengan in día activo: una idea es que hagan actividades extraescolares o actividades físicas para que puedan dormir para jugar mejor
  • Alimentación: evitar el consumo excesivo de azúcar o grasas en su dieta
  • Ritual para dormir: trata de que la hora de dormir se convierta en una rutina, aleja los aparatos electrónicos y las distracciones

Dependiendo de la personalidad del niño podrás adoptar distintas actividades que lo ayuden a dormir mejor, ya sea:

  • Un pijama y ropa cómoda
  • Un cuento o canción para dormir
  • Leche caliente o té relajante
  • Tomar un baño tibio antes de ir a la cama
  • Quedarse con ellos un rato en la cama
  • Eliminar los ruidos o la luz
  • Hacerle un cuarto acogedor con una cama cómoda y así pueda dormir para jugar mejor al día siguiente

Dormir y jugar mejor

Descanso infantil, Dormir para jugar mejor

Según varios expertos, recomiendan que un niño debe acumular un total de 10 horas de sueño en las 24 horas del día, por lo que es importante considerar los períodos de siestas. La mayoría de los preescolares consideran esta actividad en sus rutinas diarias, ya que sirven para que descansen y hasta se tranquilicen un poco. Dependiendo del día se pueden considerar de 1 a 2 horas, para el caso de que se haya tenido un día muy agitado.

Los trastornos de sueño pueden deberse a numerosos factores:

  • Pesadillas
  • Enfermedades
  • Molestias en el entorno
  • Estrés

Por lo que los padres deben tratar de ayudar a sus hijos a conciliar un sueño tranquilo y pacífico. El uso de peluches, cuentos y música es de lo más común cuando se quiere dormir para jugar mejor. Es muy importante que con el crecimiento se vaya enseñando al niño a irse a dormir por su cuenta, por lo que como padres debemos darles todas las herramientas necesarias.

Dormir para poder jugar mejor

Dormir para jugar mejor de forma divertida

Existen algunas cosas que los padres pueden hacer para incluir en las rutinas de sueño que resultan divertidas e interesantes para los niños, por ejemplo:

  • Colocar un cielo estrellado: en algunas tiendas de decoración venden stikers que brillan en la oscuridad y que representan un cielo estrellado, estos aparte de decorar el cuarto de tu hijo resultan tranquilizadores para el pequeño cuando se va a dormir
  • Premios: una forma de recompensar el buen comportamiento de un niño es través de premios, por lo que puedes pensarte rutinas divertidas cuando tengas hijos que se paren mucho de la cama y que dificulten el proceso de dormir para jugar mejor
  • Conversar en la cama: tener una linda y agradable conversación de su día cuando se encuentra en la cama puede ser una buena forma de que se anime a descansar
  • Cuentos: existe una cantidad enorme de cuentos infantiles para dormir, por lo que considera historias calmadas y con algún mensaje para que pueda soñar libremente

El dormir para jugar mejor

Como padres debemos ser siempre creativos cuando buscamos agregar rutinas y actividades a la vida de nuestros hijos, por lo que considera la importancia de Dormir para Jugar Mejor, pues es de las más necesarias.