Método de la acampada para el sueño del bebé

Método de la acampada para el sueño del bebé

El Método de la acampada para el sueño del bebé es un forma efectiva de lograr que un bebe duerma sin problemas. Puede funcionar con bebés de hasta 5 meses de edad, y las técnicas también se pueden adaptar para niños pequeños y preescolares. Para muchos padres este métodos los ayuda a descansar más y con un mínimo de lágrimas o pataleos.

Método de la acampada para el sueño del bebé-beba

Método de la acampada para el sueño del bebé ¿Cómo funciona?

Es muy sencillo, implican acostar a su bebé adormilado pero despierto y tranquilizarlo con su presencia. Siéntese en una silla al lado de la cuna de su bebé hasta que esté profundamente dormido. Si llora o se queja, puedes decir “shhh” u ofrecer una palmada suave. Para algunas personas funciona un suave murmullo al ritmo de una canción de cuna por ejemplo, pero también depende más del tono de voz del padre o madre.

Acuéstese o siéntese junto a su bebé y acaricie su cabeza para que se duerma. Cuando su bebé esté acostumbrado a quedarse dormido así, siéntese o acuéstese junto a la cama hasta que su bebé este profundamente dormido. Para que el Método de la acampada para el sueño del bebé funcione comience a reducir la cantidad de palmaditas o de tocar a su bebé hasta que el bebé pueda conciliar el sueño sin la necesidad de ello.

Cada pocas noches, aléjese más, pero aún a la vista ubicándose en la mitad de la habitación, en la entrada o afuera de la puerta. Dentro de dos semanas, podrá simplemente abandonar la habitación después de dar las buenas noches.

Algunos les costará más que a otros. Puede hacer visitas programadas acomode a su bebé en la cama y salga de la habitación. Déjele solo en intervalos cortos, por lo general, solo 5 minutos, y luego vuelve brevemente para tranquilizarle si él o ella se queja. Algunos expertos dicen que está bien darle una palmadita a su bebé, mientras que otros recomiendan apegarse a la tranquilidad verbal solamente: dígale que es hora de dormir y que le quiere mucho, luego salga de la habitación. Repita según sea necesario hasta que esté dormido, debería ir más fácil después de algunas noches.

Para el Método de la acampada para el sueño del bebé evita hacer contacto visual, dile que estás cerrando los ojos para ir a dormir también. Esto le permite a su bebé saber que es hora de dormir. Si su bebé comienza a llorar no le golpée o acarícielo hasta que se asiente. Si está muy molesta abráselo. Verifique si su bebé está hambriento, cansado o incómodo con la ropa que lleva. No olvide mantener el nivel de luz en la habitación igual cada noche ya que el ambiente que le rodea puede afectarle.

Resultados del Método de la acampada para el sueño del bebé

Algunos padres ven una mejoría en unos pocos días y por lo general debería funcionar dentro de dos semanas. Estudios recientes demuestran que a largo plazo el uso de esta técnica  ayudaba a los bebés a dormir mejor y que sus madres tenían tasas más bajas de depresión.  Ninguna estrategia  funciona por igual con cada bebé, por lo que es posible que deba experimentar con diferentes estilos antes de encontrar un enfoque que funcione para su familia.

El Método de la acampada para el sueño del bebé es una estrategia que de forma gradual ayuda a los niños mayores de seis meses a dormirse solos, especialmente si se sienten ansiosos o asustados. Los defensores de este método dicen que el autocontrol es una habilidad esencial que todos los niños deben dominar en su camino hacia la independencia, al igual que aprender a caminar.

Amamantar a su bebé para que duerma es maravillosamente acogedor, pero el riesgo es que termine confiando en usted para consolarlo cada vez que se despierte durante la noche. Ayuda a los padres a encontrar el equilibrio correcto entre pasar tiempo con el bebé y ayudar a que se independice alentando a su bebé a tener confianza en sus propias habilidades.

Resultados del Método de la acampada para el sueño del bebé

Las familias que se comprometen a dormir juntas y compartir la habitación también pueden usar este técnica, especialmente durante la hora de la siesta y antes de que los padres traigan a su bebé a la cama todas las noches. El Método de la acampada para el sueño del bebé también puede ayudar a los niños mayores a cambiar de una cama a otras y desalentar las batallas a la hora de acostarse con niños obstinados y habladores que se niegan a dormir porque son muy activos.